Fundación Impulso de una nueva vida » Humanidad

...

Cuando el vacío interno se llena con el propósito de mejorar

  Historia de vida. En algún momento de nuestras vidas, para muchos, llega la gran pregunta: ¿Que hacemos en este mundo?, y ahí desencadena las otras preguntas: ¿Hacia dónde vamos?, y en mí, el gran interrogante, la gran intriga: ¿Ésto es todo lo que los humanos tenemos que hacer en esta vida?. Los grandes mandatos: estudiar, formarte académicamente, trabajar, casarte, tener hijos, esperar nietos y el paso por este mundo… No por creerme importante ni más ni menos que nadie, pero nada de ésto me conformaba, había dentro de mí lo que yo definía “un hueco”, “un vacío”, y otra pregunta: ¿Con qué se llenaba?. Un estado de vacío más allá de haber alcanzado o cumplido “con algunos de los mandatos”, así inicie una búsqueda a traves de lecturas, algunas religiosas, otras de escuelas de yoga, entrenamientos personales, como PNL (programación neurolingüística), mediación, y nada “llenaba ...

La escuela de la Vida

Repetir vidas egoístas nos lleva a generar deudas No venimos a la escuela a divertirnos, a pasarla bien, a vivir nuestra vida sin que nos interese nada más, venimos a aprender lo que la vida nos enseña y también a dar, porque así se crece. Cuando no estamos haciendo esto todo el tiempo que debemos, generamos deuda. Cuando volvemos a nacer, esto genera determinadas condiciones que no son las más luminosas y apropiadas para nuestros vehículos de expresión, tanto en lo físico como en nuestra inteligencia y estabilidad emocional. Es mucho lo que afecta el desviar la energía que viene para alimento del espíritu  hacia fines egoístas solo buscando una mejor vida. El pensamiento de muchos es que  a la vida hay que  disfrutarla, no se sabe cuánto dura, entonces parece que hay que vivir  de fiesta. Obrar de manera egoísta trae sus consecuencias. Saber que hay ...

Ser uno con el Todo.

Todo se consigue con trabajo, y con trabajo conseguimos despertar para tener más trabajo. Cuando como individuos estamos creciendo interiormente para liberarnos de la cruz -el defecto- que nosotros mismos hemos construido, comenzamos a perderla y llegamos a morir en ella para nacer en la virtud. Cuando nacemos en la virtud se nos encomienda el cuidado de muchos alumnos, dejamos de atendernos solo a nosotros y comenzamos a atender la necesidad de lo demás. No crecemos para liberarnos de todo tipo de compromisos y entrar en vacaciones eternas, el compromiso es eterno, y es un gozo. Hay que vivirlo para entenderlo, es un gozo sentir ese amor que crece en el otro. Desde el yo inferior el único gozo es cuando lo sentimos nosotros y lo que siente el otro no nos preocupa mucho. Cuando salimos de ese yo inferior y nos vamos acercando más a la esencia, comenzamos a ...

¿Cómo cambiar la política?

Una nación, en donde cada vez haya mejores personas que se integran a esa sociedad para el bien de todos, saldrán representantes para todos. ...

WhatsApp chat