Tener información no es ser consciente

Fragmentos - 14 de abril

Tenemos que tener presente que el amor es el camino, y en un camino de amor no está contemplado el mal.

Quien así vive no cae en ceguera. Cuando vemos con amor podemos observar el obrar o la actitud equivocada de muchas personas buscando para sí satisfacciones, recompensas, sin considerar las consecuencias del camino que siguen. En este obrar inconsciente, egoísta, se ocasiona daño.

No estamos tan atentos a lo que hacemos nosotros porque miramos lo que el otro hace. Deberíamos evaluar cuáles son las consecuencias que trae para los demás nuestro obrar. Tratemos de mejorar, de superarnos, de incorporar a la vida todo lo que vamos aprendiendo, así nuestro conocimiento se vuelve útil para todos cuando lo volcamos y lo imprimimos en una obra.

Cuando tan solo aprendo y guardo la información en mi intelecto me creo sabio, soy conocedor de verdades que no se vuelven útiles para los demás. No las pongo de manifiesto en una obra y de esa manera no se hacen visibles o accesibles. Tenemos que construir con lo que vamos tomando en conciencia.

Hay personas que conocen mucho y tienen como verdad una información por una lectura, por haber escuchado o tenido su propia reflexión al respecto, pero no muchos se disponen a hacer algo con eso.  En la medida en que no lo ponemos de manifiesto y tan sólo lo almacenamos en nuestra mente, no baja del plano mental. No llega a afectarnos emocionalmente para bien, ni se genera una emoción afín a este pensamiento amoroso, de claridad, de luz y por lo tanto no se plasma en una obra, tan sólo queda en el intelecto.  Esto nos afecta al creer que por saber estamos iluminados, y en realidad la luz llega plena y completa cuando no tan solo sabemos sino cuando ejecutamos, porque ahí está cerrado este ciclo o vivido este proceso.

Daniel Ferminades

Extraído del artículo ¨Nuestra Misión en la Vida¨
ver artículo completo