¿Por qué duele cambiar?

Fragmentos - 20 de agosto

por que duele cambiar

Aunque la mayor parte de las personas no lo saben, el ego gobierna sus vidas, y es quien siente dolor a la hora de estar siendo observado y corregido.  Se siente como un dolor propio, un dolor físico muchas veces, pero es el dolor interno del ego al no poder tomar control de la situación como acostumbra hacer.

Cuando  reaccionamos ante determinadas situaciones  y un día decidimos no hacerlo -hacemos silencio, por ejemplo, o hablamos para dar una opinión que sea  constructiva, que realmente aporte una solución y no tan sólo sea una crítica- ese esfuerzo de hacer lo que nunca hice  genera un malestar interior, porque no estaba acostumbrado mi cuerpo, mi vida, mi personalidad,  a tratar las cosas desde ese lugar, está siendo forzada a hacerlo, entonces se genera una reacción.

No hay  que vivir atento solo al dolor, porque sino uno ocupa su vida atendiendo lo que está mal. Tiene que atender  lo que  le toca hacer para que sea hecho con Amor. En la medida en que  empiezo a darle alimento constantemente a lo que se encuentra en potencia  en mí, que es la fuente de la virtud,  dejo de atender  al ego que es la fuente del defecto.

Cuando empiezo a dejar de darle de comer al ego, comienza a debilitarse. Cuando a ese alimento -que es la Atención, el Amor- comenzamos a ponerlo en manos de la virtud y desde ese lugar a relacionarnos  con los demás,  construimos para bien. La virtud se hace cada vez más fuerte, no solamente en uno, sino que en el intercambio también aporto al otro y así  sin creerme  más que nadie, estoy dando un ejemplo. Y ese ejemplo no será visto por todos, porque no muchos  están  buscando ejemplos ni quieren cambiar, pero en definitiva se saca a la Luz y se pone al alcance de todo aquel que la Luz busca.

El tomar Conciencia es  atender lo que estoy haciendo, es hacerme responsable de lo que hago, de  las reacciones que se generan en los otros a partir de mi obrar, de las consecuencias en la vida de los demás, en mi entorno, en mi propia vida. Si  no observo esto y lo ignoro, hay muchas cosas que no he de aprender.

Si  no aprendo de lo que me pasa, va a ser difícil que pueda comprender lo que los demás están pasando. La auto superación, el autoconocimiento es para poder conocer en nosotros lo que está bien y mal y no tener que hacer la experiencia  de vivirlo, sobre todo las consecuencias en la vida de los otros a la hora de experimentar hacer el mal. Cuando me observo, no se trata de observar lo malo, se trata de asumir todo lo que soy.

Y  soy una persona que hace cosas buenas  y  que no necesariamente hace cosas malas, pero hace cosas inconscientes o  que obedecen a impulsos del ego. Busco entrar en contacto con determinadas situaciones tratando de sacar provecho, buscando otros objetivos que están ocultos detrás de lo que expreso en realidad. El ego disfrazado está presente muchas veces, si no lo observamos, si no lo distinguimos, si no lo vemos, va a pasar de largo y  va a disfrazarse cada vez más  en la medida que sienta que está siendo observado.

Daniel Ferminades

 Extraído de la Conferencias ¨Verdades develadas desde la Conciencia¨- Madrid 23 de Septiembre del 2015 ( 150923)