No somos perfectos

en Fragmentos04 de febrero

No somos perfectos, estamos tratando de superarnos. A través de cada experiencia tenemos la posibilidad de hacerlo. Es superarnos, no superar a nadie ni destacarnos por encima de los demás, sino ser cada día más puro, más sincero y ofrecer menos resistencia para que Dios se exprese a través nuestro. Así lo que está en el corazón de todos puede expresarse cada vez con más claridad a través de la boca y también a través de los hechos de la vida.

Tratemos de observar nuestra vida con claridad, esto nos ayudará a ver y a distinguir en la vida de los demás todo lo que se expresa. A veces queremos enseñar cómo hacer las cosas, cuando en nuestra propia vida no podemos resolverlas.

Tenemos que aprender de todo eso, no es callar porque no lo hemos superado. Asumir lo que somos, nuestras debilidades, asumir la fortaleza ante determinadas situaciones, tener en claro cómo llevarlas adelante. Ser un poco más sinceros cada día, en cada momento.

Muchas veces nos engañamos, vemos lo que nos conviene y no atendemos lo que está en nosotros porque hay cosas que nos hieren, que nos duelen. Justamente eso que no queremos ver es lo que hay que trabajar, lo que tenemos que cambiar y modificar.

Daniel Ferminades

Extraído del artículo ¨Nuestra Misión en la Vida¨
ver artículo completo