Biografía

L

Daniel Ferminades nace en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires en el año 1963.

A los 21 años de edad, y a raíz de una experiencia profunda de índole espiritual, toma conciencia de la necesidad de un cambio interior que lo lleva a trabajar sobre sí mismo. Así, las Verdades esenciales y eternas se hicieron presentes en su vida, originando cambios sustanciales que lo llevaron al despertar de su conciencia.

Actualmente y desde el año 1990, Daniel radica en la provincia de Entre Ríos donde ha formado su propia familia y dedica su vida al servicio amoroso hacia los demás sin dejar de lado las responsabilidades de este mundo.

Desde el año 2008 Daniel viaja por toda la Argentina y distintos países del mundo realizando las conferencias públicas y gratuitas Verdades Develadas desde la Conciencia, en donde comparte su aprendizaje, experiencia de vida y sus enseñanzas basadas esencialmente en el Amor. Además de estas conferencias, Daniel asiste a diferentes eventos dedicados al crecimiento personal, bienestar y despertar de la conciencia de la humanidad en los distintos países donde es convocado. En cada uno de estos encuentros él responde cada inquietud o pregunta de las personas asistentes, con Amor y sabiduría fruto de su trabajo personal y su Conciencia expresada en Palabra. Sus palabras son alimento para el espíritu e invitan a reflexionar sobre la manera de llevar adelante la vida y el trabajo interno personal siendo verdaderas herramientas de cambio para quienes deciden llevarlas a la práctica.

El Amor

La fuente de Amor es Dios.

En el origen todo era solo el Padre, en Él vivía ese Amor.

El Amor no tenía sentido si no había creación hacia la cual canalizarse.

El Amor no tiene sentido solo en nosotros, tiene que ser proyectado.

Vive cuando circula, cuando se brinda, cuando se da, cuando crea.

El Padre crea Vida, es el único dador de Vida.

Cuando Él da esa Vida la da por Amor, la da en Amor, y en esencia es el propio Amor.

Somos la imagen y semejanza del Creador, somos el Amor en esencia.

Ese Amor en esencia necesita ser, expresarse, conectarse con toda la creación para hacerse consciente de ella en su totalidad.

Daniel Ferminades